Laborar desde casa dejó de ser una predicción. La tentadora opción de no usar vestimenta formal, impedir el tránsito vehicular y no contar con que formalizar un horario de oficina es un estilo de examen competente cada tiempo más habitual.

trabajo desde casa,ganar dinero extra,oportunidad,trabaje desde casa,gane dinero extra,trabaje en su casa,trabaje en casa,trabajar en casa,ganar dinero en casa,ganar dinero desde casa,trabajo part time,oportunidad de trabajo,oportunidad de negocio,dinero,trabajo,gane dinero,empleo,oferta de trabajo,part time,negocio,teletrabajo,multinivel,empleos part time,bolsa de trabajo,ganar dinero en casa,trabajo extra,negocios,teletrabajos,ganar dinero con internet,part-time,como ganar dinero

Conforme la Estructura Mundial del Empleo, el empleo desde casa o teletrabajo es una forma de “asegurar flexibilidad y compensación entre las responsabilidades familiares y las obligaciones profesionales”.
Aunque, instruirse a organizarse no es dócil, empezando por el emplazamiento de empleo. “Al principio lo hacía en la cama, entonces cambié al sillón y hoy lo hago en el análisis. Es requerido destinar un espacio específico”, expresa Pablo Acosta, empleado de una institución financiera que optó por el teletrabajo.
“Adaptarse fue un procedimiento interesante”, haz memoria Acosta. Este ingeniero en sistemas expresa que en un principio -hace 2 años-, se sentía muy motivado, aunque, a los 2 o 3 meses su humor cambió, “quizá por la soledad. Comencé a distraerme con internet, escuchaba música y veía películas. A posteriori, me adapté y hasta hoy me ha resultado muy cómodo esta modalidad”.
El 24% de los subalternos norteamericanos reportó laborar minimo unas horas en su hogar semanalmente, señalo en 2012 la Oficina de estadísticas laborales de Estados Unidos.
No obstante no hay datos disponibles de México, “se valora que no más de 10% de los trabajos están fundamentados en un esquema que le admite al empleado laborar fuera de la oficina”, declaro Salim Bitar, director en Michael Page México (compañía experto en quinta), a el magazine Propagación hace un equivalente de años.
El teletrabajo no quiere decir “hago mi chamba en el momento que puedo o quiero”, sino una responsabilidad y compromiso integral. Se debe reflexionar producir las situaciones similares a las de una oficina, declaro Luis Roberto Palomino, experto del Tecnológico de Monterrey. “No puedo salirme a adquirir cigarros, la despensa o cualquier cosa que no esté enlazada con el trabajo”.
Conforme una investigación realizada por la compañía reclutadora Randstad en 2011, el 58% de los mexicanos Toma en cuenta ser más fructífero si trabaja en su oficina que en la casa. A un 84% le gusta laborar bajo esquemas de horarios clasicas.
Delimitar espacio y tiempo de empleo, la esencia
Destinar un espacio apropiado y tiempo particular para laborar desde casa es esencia. “No se cuesta que la computadora esté a un ala de la estufa o realizar la comida, sufrir el automóvil al mecánico o cuidar y aventurar con los niños entretanto se asume que se trabaja”, declaro Alfredo Bernádez, normativo del área de Investigaciones Empresariales de la Facultad Iberoamericana.
“Desde una reducida mesa, un escritorio, hasta un cuarto entero , logran servir a producir un espacio de empleo. La disciplina es una astucia que se adelanta por medio de esta actividad”, declara Bernádez.
“En la sala está mi computadora, en una mesa singular, y próximo tengo mi teléfono. Mis libreros están cerca, y en otro espacio, por separado, están la cocina y mi recámara. Tengo perfectamente declarado mi espacio de trabajo”, expresa Verónica López, química de formación y editora de profesión.
Trabaja de las Diez a las 14 horas. “No requiero estar Ocho o Diez horas diariamente trabajando”.
Aunque, distingue que en ocasiones ha descuidado el empleo por atender asuntos del domicilio. “He dejado de laborar para cocinar, asear e ir al súper, porque si no lo hago nadie lo hace. Aunque, prerrogativas de resolver las compras y la lavada haciéndolas en el momento de por semana para clavarme en el trabajo”.
A su tiempo, Alfredo Bernádez declaro que el teletrabajo significa estar a aptitud de la compañía al 100% las horas pactadas. No es requerido formalizar una día de ocho horas para conocer que se está siendo fructífero, de hecho, es más una tradición que una regla. “La multitud consigue ser más fructífera en menos horas y desde su casa, pero debe estar comprometida con su empresa”.
Agendas y planes de empleo
Juana Patlán, investigadora de la Autorización de Psicología de la UNAM, expresa que Asimismo se debe contar con material propio y grupo de empleo (computadora, teléfono, internet y demás instrumentos que se requieran).
“Necesita organizar su tiempo y instruirse a dividir sus ocupaciones personales y laborales. Se debe ser estructurado y manejar una memorándum por días, semana o mes, solo de esta manera se poseerá un excelente beneficio de los medios (tiempo y ocupaciones). Lo genial es continuamente contar con un calendario y/o memorándum que marque sus ocupaciones diarias para que la carga de empleo sea equilibrada”.
Continuamente es aconsejable contar con un plan de empleo con objetivos claros y medibles, adiciono Patlán.
Verónica López, de 41 años, expresa que se organiza conforme el empleo. “La cantidad de chamba (empleo) es muy variable, hay temporadas que está intensísima, y otras en las que baja”. Pero prefiere laborar de esta manera. “Me choca que me estén vigilando y revisando todo lo que hago (como solía ser en el trabajo), pero continuamente estoy localizable y entrego todo a tiempo”.
El Asimismo asesor Luis Roberto Palomino declaro que los trabajadores tienen que delimitar sus espacios y tiempos de empleo para impedir que el trabajo competente se adueñe de su existencia.
¿Qué se requiere del trabajador?
Un teletrabajador debe ser autor, seguro, creativo, contar con iniciativa y autoestima ingreso; propiciarse un entorno de empleo agradable que no tengan distractores y que estimule su cumplimiento, expresa Patlán.
“Debe contar con iniciativa. La búsqueda de planes y trabajos innovadores ayudan a que estos trabajadores se conviertan indispensables”, adiciono.
Pablo, quien vive con su novia desde hace un año, explicó que laborar desde casa modifica la perspectiva e idea de lo que es el empleo. “Te vuelves más sensato. El no contar con al patrón detrás de ti apoyo. En mi caso, ha creado un sentido de responsabilidad viejo al que poseía al estar en una oficina”.
Conforme la consultora Telework Research Network más de 2 tercios de los tele-empleados reportó un incremento en su rendimiento al laborar desde casa, aunque, conforme el análisis La dura verdad acerca de el teletrabajo (elaborado por las profesoras Mary C. Noonan y Jennifer L.Glassisthe), esta forma sindical no solo no apoyo a disminuir diferencias entre parentela y empleo, sino que amplia las jornadas, ya que laborar desde casa facilita dedicarle más tiempo.
Más pros que contras
“La error de convivencia humana con el grupo de empleo es una desventaja. No obstante colaboro con multitud, ellos están en sitios remotos y no hay esa interacción personal. Esto me ha vuelto algo huraño y antisocial”, explicó Pablo.
Verónica coincidió en que una desventaja es la error de convivencia. “Estoy excesivamente sola, vivo sola y empleo en su hogar, no convivo con nadie y eso consigue volverse pesado. En ocasiones hace error contar con con quién platicar y distraerse no obstante sea un ratito en lo que vas al baño o a la tienda, eso me gustaba de la oficina”.
Los especialistas explican que esto no debe hallarse como desventaja, ya que no obstante la convivencia no es de persona a persona, es opinar, de contacto físico, se colabora de una forma más integral.
Aunque no se laboran en planes aislados, ya que la cooperación se da por medio de las redes sociales, al distirbuir y laborar en un mismo archivo con apoyo de la tecnología, declaro Luis Roberto Palomino del Tecnológico de Monterrey.
Adicionalmente, los provechos son bastantes y variados. Se consigue economizar capital y contar con más tiempo para ocupaciones personales.
“Soy mi propio patrón, administro mi tiempo, me voy de asueto en el momento que quiero, si quiero laborar para más de una compañía puedo realizarlo. Estando en su hogar no tengo que capotear con el tráfico, hago mis comidas a mis horas, desembolso poco en medios, estoy en mi espacio, pongo mi música y si quiero empleo en pijama”, explicó la Asimismo autora de textos propios.
Se ha comprobado que los individuos que trabajan desde su casa laboran más tiempo que los que van a oficinas y centros de empleo. Esto se lograría reflectar en el rendimiento y mejores conclusiones, preciso Palomino.
“Esta opción admite que los subalternos se responsabilicen más de sus obligaciones y conclusiones particulares. Aunque, no hay que olvidar que las personas no es multitarea; si prestar atención muchas cosas, por fuerza descuida una. Por ello, un teletrabajador debe contar con horarios particulares, ocupaciones claras y concentración”, concluyó.
Así Verónica como Pablo se sienten complacidos con su forma de empleo, y por el instante, dijeron, no lo cambiarían, ya que les ha sido más cómodo que la forma convencional y gozan de más superioridades que desventajas.

Términos de búsqueda: