About

Somos especialista en maquinas industriales , purificadoras de agua y envasadoras. Visionarios en Marketing viral en Mexico, redes sociales y directorio comerciales.

4avg.rating 23 votes.

Locales de Iztapalapa venden deducido de manera improvisada, dicen que no daña la salud de los compradores.

purificadoras de agua improvisadas de mala calidad

purificadoras de agua improvisadas de mala calidad

Los capitalinos poseen sed. La reclamación de h20 se incrementa en todas las colonias y para satisfacerla han aparecido “purificadoras de agua” donde se coloca el deducido a bajo costo y adicionalmente lo orillan a domicilio. No obstante bastantes de estos establecimientos no están regulados, sus dueños dicen que no representan un peligro para el bienestar fisico y mental de los compradores.

En locales improvisados se instalan de forma dócil, baste 1 o 2 tinacos, conforme sea la reclamación, bombas de h20, un filtro de carbón activado para quitar del h20 aroma, color, gusto y residual de cloro, un purificador desinfectante y autoclave por medio de lampara Ultravioleta, botellones y tinas para su lavado, sellos de fianza y mucha clientela. Empresas que se aprovechan de la gente que desea invertir en un negocio pero desconocen del proceso de purificación de agua y de las implicaciones sanitarias que esto tiene. En los últimos años han surgido empresas que venden equipos de mala calidad Inmaculada, mountalife entre otras.

María Angélica Arámbula es la dueña de la Purificadora Yemayá en la delegación Iztapalapa. Su local luce honesto y el h20 que coloca es de buena Cualidad, “hasta hoy nadie se ha enfermado por beberla”, asegura. El garrafa con 20 litros lo coloca en siete pesos y a 9 si lo lleva a domicilio.

La empresaria declara que la reclamación de h20 purificada se ha incrementado y El motivo es la mala Cualidad del deducido que llega a la franja por medio de la red de h20 potable que, a opinar de los vecinos, “no sirve para beber”, adicionalmente de que “el agua en botella y de marca es muy cara”.

En medio, un garrafa de 20 litros de h20 de marca reconocida cuesta entre 32 y 40 pesos en esa franja.

El procedimiento de purificación dura tan sólo unos segundos, expresa Angélica. “Tenemos el h20, una explosivo la manda a que pase por los filtros que poseen arena, carbón y piedra, a posteriori pasa por el centella láser, y otra tiempo pasa por 2 filtros y está relación para el llenado del garrafón”.

Añade: “Además el envase se escoria con shampoo antibacterial y h20 purificada, una tiempo llenado se pon el sello de fianza y está dinámico para ser vendido”.

“El h20 en la franja de Iztapalapa aunque no sirve, en ocasiones ni para asear vestimenta; nos llega con arena o con aroma a cloro, amarillenta, aunque es dificultoso que las personas tome esa h20. La falta hace que tomen h20 de la llave”. Diariamente la Purificadora Yemayá coloca, en medio, 30 botellones.

Para Martha Carbajal, usar h20 purificada es una ejercicio popular. “Ya hasta pusieron la infraestructura para que 1 solito finalidad su garrafa y solita se sirva el agua”, expresa y cree que el h20 purificada “sí es superior que la de la grifo, y hasta hoy no nos ha hecho daño”. Martha usa esa h20 para ingerir y para realizar la comida y El motivo es “por capital y porque la llevan hasta la casa”.

Comerciar h20 no es cualquier cosa

José Jesús Trujillo Gutiérrez, director militar de la oficina de Protección Sanitaria del gobierno del Distrito Federal, declaro que los comercios de cierre de venta de h20 se han ido instalando a gran velocidad y de forma incalculable.

“No es cualquier cosa satisfacer los botellones, parece sencillo pero es todo un procedimiento, la persona que lo hace debe contar con un cubre pelo, cubre bocas, no contar con joyas, las uñas recortadas y portar uniforme”, entre otras cosas.

Frente a la proliferación de las purificadoras, la oficina de Protección Sanitaria realiza un trayecto por las 16 delegaciones del DF para ver a las purificadoras y comprobar un apropiado manejo inodoro del h20 y los botellones, adicionalmente de examinar el ambiente y la maquinaria.

En el trayecto, declaro el funcionario, se han detectado anomalías como mal manejo de botellones que no los lavan antiguamente de llenarlos y que aun se han tenido que retirar del sitio, adicionalmente de que realizan el relleno con h20 de la grifo.

“El llamado a la Urbe es que no obstante gasten algo más hay que comprobar que se tengan las situaciones necesarias y que el llenado nos dé tranquilidad. Debe ser h20 de garrafa que a simple aspecto nos de la intención de que su manejo y llenado es correcto”.

Términos de búsqueda: