About

Somos especialista en maquinas industriales , purificadoras de agua y envasadoras. Visionarios en Marketing viral en Mexico, redes sociales y directorio comerciales.

4avg.rating 10 votes.

En los barriles tequileros, la piña, ingredientes secretos y en el alma de la localidad, “está la esencia del sabor”.

el tepache

el tepache

Es el mediodía de un martes y al emplazamiento han asistido más de 40 personas en poco menos de una hora. Son comerciantes, jóvenes estudiantes, viajeros y paseantes que llegan hasta aquí para su sed. Pese a que hay una mostrador, tarros y hasta cantineros, éste no es un bar popular.

Se refiere a un establecimiento dentro del comercio Hidalgo, en la colonia Doctores, que sirve una bebida de origen prehispánico, ambarino, con aroma a piña y agridulce, quien no la conoce como tepache.

Don Adolfo Valiente, de 57 años, está al frente de esta tepachería nombrada “El Oasis”, en la colonia Doctores. Su parentela lleva 3 generaciones sirviendo tepaches en este emplazamiento. Desde 1960, detrás de la misma mostrador se sentó el yayo, siguió el hijo, y, desde hace un equivalente de años, el local Asimismo lo prestar atención el nieto.

Pese a que a lo largo de el siglo XX fueron muy populares en la localidad, tepacherías como ésta son ahora dificultosos de encontrar. Encontrar una en el camino, acerca de todo en el momento que está cerca la puesta del estrella, dice el tepachero, es una convocatoria para ingerir un tarro y realizar un ofrecimiento a los dioses aztecas.

“Servimos el gusto de las calles, de los capitalinos, en un tarro está el alma de la ciudad”, dice don Adolfo, con un brillo en sus luceros. “Algunas personas creen que el tepache es para las clases bajas, pero se olvidan que Se refiere a un h20 milenaria, que antiguamente había por toda la ciudad”.

Dueños de tepacherías estiman que sólo restan 20 establecimientos de este tipo en la localidad, acerca de todo en las colonias del nucleo. Varias son la Paty, dentro del comercio de Jamaica; Antojitos La Torre, en la colonia Peralvillo, y La Huichapeña, en la colonia Emilio Carranza.

Al sur de la localidad Asimismo funcionan varias otras como Tepaches Atlapulco, en el pueblo Santo Gregorio Atlapulco de la delegación Xochimilco.

Esta bebida convencional Asimismo la hay en varios otros estados del nucleo y sur del país, como Morelos, Puebla, Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Jalisco.

El vocablo deriva del náhuatl tepiatl, que significa bebida de maíz y es que a lo largo de la período prehispánica bancal cuidado a partir de la fermentación de la masa de este cereal con h20.

Una parentela que vive del tepache

Los tarros tepacheros que hay en la mostrador de “El Oasis” son un detalle característico de este emplazamiento, situado a 3 cuadras de la temporada Obrera del Metropolitano.

Continuamente están a la mano de los consumidores, pero los Valiente no les quitan la aspecto ni un segundo porque continuamente hay quienes se los quieren robar; son de los insuficientes en la localidad que aún ofrecen la bebida en este tipo de vasos.

“Muchos de nuestros consumidores de más edad nos ven como una cantina y los tarros les dan esa tranquilidad de sacar sus penas, no obstante sea mediodía de un lunes”, haz memoria entre risas don Adolfo.

Entretanto permanece inclinado acerca de la mostrador, limpiándola con un trapo, añade: “Estos vasos son verdaderas antigüedades, inclusive en el momento que se inauguró la tepachería, mi padre poseía una colección de tarritos en varios tamaños”.

Para la preparación del tepache se requieren minimo 3 días. En los 2 primeros se dejan reposar trozos de pulpa y cáscaras de piña en un barril de madera de encino, a posteriori se le añade una combina de azúcar y se deja fermentar.

“Hay otras frutas y especias que Asimismo le pongo”, confiesa, “pero no puedo revelarlas, son el secreto de nuestro éxito”. Lo que sí advierte es que si se rebasan las 72 horas, el contenido alcohólico de la fermentación incrementa y tiempo a posteriori se convierte vinagre.

Todas las mañanas puntualmente a las 09:00 horas, don Adolfo llega a su local de la colonia Doctores.

Allí, diariamente prepara aproximadamente 200 litros de tepache, la habilidad de 1 de los 5 barriles que hay en “El Oasis”.

En los meses de febrero a mayo, llega a comerciar hasta 400 litros. Cada tarro tepachero cuesta siete pesos.

La parentela Valiente viaja cada año a la localidad de Tequila, en Jalisco, para adquirir los barriles que fueron utilizados para la preparación del tequila y que en la haber le darán existencia al tepache.

2 generaciones del tepache

Asimismo en la colonia Doctores se halla otro célebre tepachero de nombre Alejandro, de 23 años, quien por la mañana prestar atención próximo con su papá un establecimiento en el Mercado Hidalgo, y por la confusión se modifica en el combatiente Toxic.

Entrena en la Arena México y se muestra ansioso al manisfestar que tal tiempo en poco menos de un año el conocido conocerá su máscara verde con blanco, aunque que será su primera aparición en un ring.

“Desde los 2 años conozco el tepache. Mi papá me lo daba en la mamila, imagínate”, confiesa, entretanto sus vecinas, un trío de jovenes que fríen gorditas de chicharrón, ríen y lo perciben desde acullá. “Lo que quiero es ser combatiente, pero no puedo apartarme del negocio de la parentela, lo disfruto bastante”.

Gonzalo Segura, de 54 años, es tepachero en calles de la colonia Enredador. Próximo con su mujer prestar atención un empleo dentro del comercio Martínez de la Torre. “Desde los 6 años soy tepachero. Imagínese que es lo exclusivo que sé realizar en la existencia. Si un día el tepache desapareciera, no sabría de que forma hacerle”, exclama convencido. Entonces de permanecer en mutismo a lo largo de varios segundos, dice por lo tanto con un suspiro: “Mis manos sólo saben realizar esta bebida, pero confío en que no desaparecerá”.

Buscan un ataque de suerte

Esa sorpresiva popularidad de la que gozan desde hace un equivalente de años bebidas como el mezcal y el pulque entre los capitalinos, acerca de todo con jóvenes en las colonias Roma y Condesa, hace desear a los tepacheros que su cosa prima y su concepto de cantina, ahora olvidado, cuente con el identico “golpe de suerte”.

“Aunque el tepache no posee un categoría de bebida detención, lograría tenerlo si de esta manera lo quisiera el comprador, pero aunque en su forma convencional es un almuédano de paladares. El tepache posee con qué para recuperar su emplazamiento en la localidad, lo que hace error son inversionistas”, asegura don Adolfo.

Las 4 sucursales de “El Oasis” que hay en la localidad aunque trabajan en este desafío al comerciar la conocimiento de una tepachería “para llevar”.

Los consumidores logran adquirir un garrafa con tepache que consigue durar fresco varios días si se refrigera.

“Sólo estarían ausentes los tarros y la amena charla del cantinero, pero en esta existencia no todo se puede”, añade.

Los Valiente fueron visitados hace un equivalente de meses por 1 de sus consumidores de origen germano, quien les propuso destapar una tepachería en la localidad de Berlín, pero no aceptaron.

En el momento que se le pide a don Adolfo que aclare el porqué de esta negativa, pliegues muy gruesos se forman en el ángulo de sus luceros, en las comisuras de sus labios. Y sonríe cohibido: “Estaríamos muy acullá, mucho, imagínese que la bebida carecería de su componente principal: la localidad de México”.

Términos de búsqueda: